Señal en vivo

0:00
/

Exitoso y emotivo regreso a clases presenciales en Curacautín


CURACAUTIN: Más de 70% de asistencia presentaron los establecimientos educacionales municipalizados de la comuna de Curacautín en su primer día de clases del Año Escolar 2022.
La cifra, a juicio de las autoridades comunales y de los propios directores de las escuelas municipales ha sido exitosa, pero también muy emocionante, pues el retorno presencial pone fin a dos años de clases telemáticas impuestas a raíz de la pandemia por Covid.
“Estamos contentos con los altos porcentajes de asistencias que registraron las escuelas y liceos municipales en su primer día. Valoramos la decisión de los padres y apoderados que confiaron en esta decisión consensuada y planificada con toda la comunidad educativa y la autoridad sanitaria. Sabemos que hay detalles que mejorar, porque lamentablemente los establecimientos estuvieron dos años sin mantención alguna. Nuestra administración trabajará para avanzar en su mejora, así como para enfrentar la brecha de aprendizaje que se generó en tiempos de pandemia”, señaló el alcalde Víctor Barrera.
El edil agregó que “será importante en este trabajo de retorno seguro a clases la responsabilidad de la familia en casa, pues podemos tomar todos los cuidados y maximizar los protocolos en las escuelas y liceos, pero de nada servirá si las niñas y niños en sus hogares no tienen los resguardos sanitarios necesarios para evitar contagios por Covid, pudiendo incluso llevar el virus a sus respectivas escuelas”.
Por su parte, el Director del DAEM de Curacautín, Patricio Aguilera, agradeció a la comunidad educativa “por haber trabajado de forma colaborativa en planificar el retorno de los niños a las aulas. Todos estábamos de acuerdo que la mejor forma de evitar que los alumnos siguieran retrasando su aprendizaje, era volviendo presencialmente a la escuela. Sabemos que las condiciones no son las óptimas, pero seguiremos en diálogo permanente con profesores, asistentes de la educación, padres y apoderados para ir evaluando y mejorando las circunstancias en las que se desarrollan las clases”.
Mónica Arias, directora de la Escuela Patricio Chávez Soto, también valoró el registro de alumnos que asistieron a clases en el primer día del Año Escolar 2022. “Tenemos confianza que la próxima semana el porcentaje de asistencia de alumnos subirá hasta llegar al cien por ciento, porque los papás de los niños que aún permanecen en sus casas verán que se están tomando las medidas necesarias para resguardar la salud de sus hijos. Queremos invitar a los apoderados a que sean parte de este maravilloso reencuentro y que nos volvamos a ver para darles el cariño y cuidado que siempre han encontrado en esta escuela”.
En tanto, Viviana Belmar, directora de la Escuela Ramón Ramírez de Malalcahuello, aclaró que “los niños retornan a clases por una necesidad de ellos y de los propios padres y apoderados, que han visto que no existe mejor lugar para aprender que la sala de clases, pues este es un espacio pensado y habilitado para la enseñanza. Sabemos que es una situación difícil y que tendremos imprevistos en el camino, pero tengan la seguridad que trabajaremos de corazón y con sentido para cuidar de las alumnas y alumnos en su proceso de aprendizaje”.
También valoró este proceso de retorno a clases presenciales Verónica Catalán, presidenta del Centro de Padres y Apoderados de la Escuela Patricio Chávez Soto, quien aseguró que “el retorno a las aulas ha sido muy emocionante, porque llevábamos dos años de retraso no sólo pedagógico, sino también emocional y social. Estamos seguros que las aulas presenciales nos permitirán, por fin, tener un año normal de aprendizaje, que es lo que profesores y alumnos deseaban hace tiempo… y así se vio en esta primera jornada”.
Finalmente, Mariela Valenzuela Campos, Profesora de la Escuela Ramón Ramírez de Malalcahuello, testimonió lo importante que fue este retorno a clases para los propios docentes. “Es verdad que a comienzos de años estábamos temerosos con la posibilidad de volver a las salas de clases. Pero bastó ver la alegría de los niños, para entender la importancia de vernos y retomar el aprendizaje mirándonos a los ojos. Ha sido una experiencia fantásticas el sentir como la presencia física se vuelve elemental en el proceso pedagógico”.

Relacionados