Señal en vivo

0:00
/

El Presidente del Servel, Andrés Tagle, anunció que va a presentar una querella en contra del activista de ultraderecha Sebastián Izquierdo, tras un llamado a "hacer trampa" este domingo para perjudicar al candidato presidencial Gabriel Boric.

La querella se presentará por el "delito del artículo 143 de la ley 18.700 de impedir el funcionamiento de las mesas receptoras de sufragio". Andrés Tagle comentó lo siguiente:

Además, el presidente del Servel hizo un llamado a los apoderados de mesa "para actuar con responsabilidad y ajustados a la ley de elecciones".

La audiencia de reformalización para Sebastián Izquierdo y Roberto Belmar por distintos hechos que ocurrieron en las marchas por el “Rechazo” en febrero y marzo de año 2020, se realiza este miércoles.

Ambos imputados fueron formalizados en agosto por reiterados delitos de amenazas y lesiones menos graves, quedando con medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno, prohibición de acercarse a las víctimas y arraigo nacional.

Según el fiscal Álvaro Pérez, esta audiencia sería por hechos nuevos y lesiones que no fueron incorporadas en la formalización anterior de ambos imputados.

A través de múltiples redes sociales comenzó a circular un video en el que aparecen Sebastian Izquierdo y Roberto Belmar, burlándose de la muerte del malabarista Francisco Martinez en Pangipulli.

El líder de Capitalismo Revolucionario, Sebastián Izquierdo, a través de su cuenta oficial de Twitter publicó el video. Señalando que es una “recreación de lo ocurrido en Panguipulli

“Estos siguen pensando que alguna vez me van a agarrar” comentó en la publicación del video donde ridiculizaban el letal incidente.

https://twitter.com/elcapitalchile/status/1358603734100639746

Desde hace unos días fue divulgado el video que hoy se hace viral donde se ve a Sebasdtián Izquierdo, acusado de causar lesiones en marchas en rechazo de la nueva constitución, pero esta vez realizando amenazas de muerte contra los "chilenos revolucionarios".

En las imágenes se puede apreciar como pruebas una metralleta que es de propiedad de uno de los participantes de su movimiento social.