Señal en vivo

0:00
/

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo la proyección de crecimiento de Chile para este año y para el 2023, lo que provocaría una desaceleración en la economía nacional.

De acuerdo a la entidad, se estima que el Producto Interno Bruto (PIB) del país se expanda solo un 1,5% para este 2022 y un 0,5% para el 2023, lo que se aleja de la anterior proyección de 1,9%.

Estos números de Chile quedan bajo la línea del crecimiento que se pronostica para la economía mundial y de América Latina, las cuales alcanzan 3,6% y 2,5%, respectivamente.

El informe realizado tras la reunión anual que sostuvieron el FMI y el Banco Mundial, atribuye esta baja en gran parte al conflicto sostenido entre Ucrania y Rusia.

El Banco Central reveló que el PIB de Chile, tuvo una expansión del 11,7% en el 2021, presentando buenas cifras, tras un 2020 que estuvo profundamente marcado por la crisis de la pandemia del Covid-19, donde la economía nacional presentó una contracción del 5,8%.

En general, el año pasado, el país creció en un 18,2% y tan solo en el trimestre de octubre a diciembre, se alcanzó el 15% atribuible principalmente a mayores gastos en servicios como restaurantes, hotelería, salud, vestuario y alimentos.

Por su parte, la inversión presentó un alza anual del 17,6% en la formación bruta de capital fijo y del 19,9% en el último trimestre móvil, atribuible a la compra de maquinaria de uso industrial.

En relación con el comercio exterior, las importaciones crecieron en un 31,3% anualmente, mientras que las exportaciones presentaron un retroceso del 1,5% a 12 meses y aumentaron un 0,6% entre octubre y diciembre.

Sobre el sector de la construcción, se reportaron números verdes, desde el segundo trimestre y sumado al periodo completo del 2021, hubo un crecimiento del 13,6%.

Durante la mañana de este viernes, el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, en conjunto a la directora de Dipres, Cristina Torres, expusieron el Informe de Finanzas Públicas del cuarto trimestre del 2021, donde informaron que la proyección de crecimiento llegó a un 3,5%, de un 2,5% que estaba estimado en el tercer trimestre del año correspondiente.

"Si bien sabemos que hay analistas que todavía están hablando que el crecimiento puede ser cerca del 2%, nosotros estamos más optimistas y creemos que podemos crecer, y en este caso actualizamos nuestra proyección de crecimiento en 3,5%. Este es nuestro escenario base, pero tal como lo decíamos, vamos a presentar dos escenarios alternativos, para saber cómo estarán las finanzas públicas si ocurren otras cosas", comentó el ministro de Hacienda.

En el punto, el ministro anunció que el Fondo de Estabilidad Económica Social, que se ocupa para financiar déficit fiscales, fue recibido en enero de 2021 con 8.500 millones de dólares y durante el año se utilizaron 6 mil millones de dólares, pero en enero de 2022 se recuperaron USD 4.000 millones.

Además, el ministro aseguró que "en cualquiera de esos escenarios, ya sea el más pesimista (2,5%) o el más optimista (4,5%), los ingresos fiscales para 2022, respecto de lo que teníamos en la Ley de Presupuestos aumentan significativamente entre US$5.000 millones y US$7.000 millones", comentó.

"Estamos recuperándolo rápido para ojalá poder entregarlo en los mismos términos que lo tomamos nosotros como ministerio en enero de 2021 a la próxima administración (...) lo importante es dejarle espacio a la administración para que ellos puedan hacer su plan de Gobierno", dijo el ministro Cerda.

En el punto, el ministro se refirió a dos escenarios para el PIB chileno, donde se proyectan dos situaciones: "Uno de esos escenario es más moderado, en donde no vamos a crecer al 3,5%, sino que al 2,5%, más en línea de lo que están diciendo algunos analistas hoy en día. Y hay un escenario más optimista de crecer a un 4,5%", comentó.

 

Un nuevo informe de Cuentas Nacionales del Banco Central de Chile, reflejó que durante el tercer trimestre de este año, el Producto Interno Bruto, creció en un 17,2% comparándolo con el mismo periodo del 2020, mientras que en los tres meses anteriores, se expandió en un 18,1%.

El economista y socio de PKF Chile, Héctor Osorio, nos comenta sobre estos datos del Banco Central:

En el reporte, se reflejó una mayor apertura de la economía, luego del confinamiento del año 2020, más las ayudas estatales como el Ingreso Familiar de Emergencia Universal, el IFE Laboral y los retiros parciales de los fondos previsionales.

Respecto a las caídas registradas durante este tercer trimestre, fueron atribuidas a la minería y la actividad agropecuaria. Mientras que los servicios personales y empresariales, la construcción y el comercio, fueron los puntos que más contribuyeron al crecimiento del PIB en el país.

El Banco Central, en su informe “Cuentas Nacionales de Chile, evolución de la actividad económica segundo semestre”, evidenció que el producto interno bruto, en los meses de abril, mayo y junio, creció un 18,1% en comparación al mismo periodo del año 2020. Esto debido a la crisis sanitaria por el Covid-19 junto a los retiros parciales de los fondos previsionales de pensiones, sumado a las ayudas económicas estatales como el Ingreso Familiar de Emergencia Universal.

Ante los datos obtenidos del Banco Central, la pregunta es cuánto durará esta expansión del PIB en el país, la respuesta, en voz del Economista de la Universidad de Chile, Alejandro Alarcón:

El comercio tuvo un crecimiento del 42,6% incidiendo en mercados minoristas, como las ventas en grandes tiendas, específicamente en vestuario, calzado, supermercados y ventas por internet; y en mercados mayoristas, como productos tecnológicos y materiales de construcción. Además, se observó un aumento del 39.6% de las importaciones, respecto al comercio exterior de bienes y servicios, el aumento se debe al incremento en la venta de vehículos, maquinaria industrial y artículos domésticos. Por otra parte, las exportaciones, se redujeron en 3%.

Optimismo en las expectativas de crecimiento para este año arrojó como resultado la Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central, en la que las proyecciones de los economistas aumentaron a 6% del PIB para este 2021.

En la encuesta publicada esta mañana, se espera que la economía chilena se alinee, ya que el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) anotara una expansión de 1,6%, lo que aumentaría fuertemente en abril y mayo, ya que espera que el PIB chileno crezca 10,8% en el segundo trimestre.

Por otro lado, se visualiza que el PIB no  minero crecerá 6,2% en este año y 10% en el segundo trimestre.

La economía chilena en 2020 se desplomó. La pandemia y el cierre de ciudades y comercios generó despidos que acabó con más de 2 millones de puestos de trabajo. El producto Interno Bruto tuvo una caída histórica de 14 puntos, y en el año, el promedio fue de 6 puntos, según datos de la Cámara Nacional de Comercio.

“Un desastre”, según comentó el presidente de este organismo, Manuel Melero. Desde septiembre, con el relajo de las medidas sanitarias, el comercio mostró un leve repunte, pero en noviembre y diciembre, nuevamente subió la tasa de contagios y más comunas se sumaron a las cuarentenas. Todo ante los reclamos del comercio exigiendo la reapertura de sus locales.

Según Melero, las cuarentenas no son efectivas para disminuir las tasas de contagio ya que las personas tienen la necesidad de trabajar y abastecerse. Por otro lado, asegura que el 80% hizo sus compras anticipada de navidad en noviembre. Y fue la liquidez que se generó tras el segundo retiro del 10% que la gente se “abalanzó” a las calles para consumir.

La economía de América Latina y el Caribe marcará una contracción de 7,7% en 2020, pero tendrá una tasa de crecimiento positiva de 3,7% en 2021, según proyecciones de la Cepal. Según el documento,  América Latina y el Caribe es la región más golpeada del mundo por la pandemia.

La dinámica del crecimiento económico durante el próximo año dependerá de los riesgos del rebrote de la pandemia, y de la agilidad para producir y distribuir las vacunas. ¿Y cuáles son las proyecciones para Chile? La Cepal estima que el PIB de Chile caerá 6% en 2020.

Una estadística menor que el retroceso de 7,9% en la economía que había proyectado la Cepal en su informe de julio. Y entre los países más afectados en América del Sur por la crisis este 2020 figuran Venezuela (-30%), Perú (-12,9%), Argentina (-10,5%), Ecuador (-9%) y Bolivia (-8%).

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estima que el Producto Interno Bruto (PIB) de Chile caerá 6% en 2020, pero que el próximo año subirá 4,2%. El documento indica que Chile ha iniciado una recuperación económica gradual que se prolongará durante los próximos dos años.

Este escenario será apoyado en el impulso del consumo de los hogares y una mejora progresiva del mercado laboral. Durante los meses de pandemia, el país perdió 1,8 millones de empleos, situación que provocó la peor caída de la economía desde 1982, con niveles históricos de desempleo del 25%.

La OCDE también estima que la exportación minera también mejorará gracias a la demanda en China y Estados Unidos, pero advirtió que las elecciones de 2021 y una eventual reanudación de las protestas sociales podrían aumentar la incertidumbre y afectar de forma negativa a la inversión.

La economía chilena cayó 9,1% respecto a igual periodo del año pasado, según informó el Banco Central. Las proyecciones eran 9,2%. Esta cifra es mucho menor a la anotada el primer semestre, cuando la economía chilena sufrió un desplome histórico de 14,5%.

Las actividades más afectadas fueron "servicios personales, construcción, transporte, restaurantes y hoteles y servicios empresariales". Este repunte, comparado al primer semestre, se debe al levantamiento gradual de las medidas sanitarias y al retiro del 10% que logró reactivar, en parte, el comercio.

En tanto, las exportaciones cayeron 7,2%, mientras que las importaciones disminuyeron 15,0%. Los principales países de destino de las exportaciones fueron Estados Unidos y Japón, con participaciones de 34,1% y 19,7%, respectivamente.

El año pasado, mientras se discutía la rebaja en la jornada laboral, quienes rechazaban el proyecto aseguraban que podría ser difícil para el país avanzar  en un recorte de horas, debido a que la productividad del país no era buena y que primero había que subir esta variable, antes de pensar en reducir la jornada.

Y en medio de esta pandemia, que ha obligado a los chilenos y al mundo entero a trabajar desde sus casas, la productividad del país subió 7,3% en el segundo trimestre de este año respecto a igual periodo del 2019, logrando su mayor alza en 23 años, de acuerdo con un informe elaborado por la Universidad Católica.

En tanto, la productividad total de factores (PTF) retrocedió 5%, completando tres semestres consecutivos de caídas. Esto es la diferencia entre la tasa de crecimiento de la producción y la tasa ponderada de incremento de los factores como trabajo, y capital. Esto, considerando la pérdida de casi 2 millones de empleos y la caída del Producto Interno Bruto.

Este 2020 se espera que la economía chilena, el PIB, caiga 5.5% y no 6% como se proyectaba con anterioridad. Esto según la Encuesta de Expectativas Económicas del Banco Central debido a un leve repunte del último mes. En tanto, la estimación para el próximo año es de 4,5%.

La proyección económica para 2022 en tanto, se rebajó de 3,2% a 3%. En cuanto al Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) también hay positivismo, ya que proyectan una contracción de 8,9%, lo que significaría una moderación importante de la caída con relación a los meses anteriores.

Estos buenos augurios tendrían relación al levantamiento de las cuarentenas y comercio, y a la liquidez producto del retiro del 10% de los fondos previsionales. Y a pesar que hay propuestas para un segundo retiro, y que con ellos aumentaría la liquidez para repuntar la economía, las autoridades no apoyan el proyecto.