Señal en vivo

0:00
/

El Personal de Gendarmería de la cárcel Alto Bonito de Puerto Montt, en la región de Los Lagos, incautó una alta cantidad de aparatos celulares, armas blancas y drogas en dos módulos de la dependencia.

En el operativo que se realizó en los módulos 41 y 42 del recinto penal, se revisaron celdas y espacios comunes como el patio, comedores y baños, en una zona que cuenta con más de 190 internos.

Maryorieth Castilla, la Directora Regional sobrogante de Gendarmería, señaló que el procedimiento incautó un total de 64 teléfonos celulares, 2 chips, 44 armas blancas y número considerable de dosis de cannabis sativa y pasta base.

 

Durante esta jornada las autoridades inspeccionaron el primer cargamento con casi mil armas de fogueo que serán retenidas tras la publicación de la nueva Ley de Control de Armas.

El Ministro del Interior, Rodrigo Delgado, señaló que “es una ley que lamentablemente demoró demasiado en ver la luz, demoró demasiado tiempo en implementarse”. Sin embargo, destacó las labores de Carabineros, la PDI y autoridades.

A la fecha, en la triada drogas-armas-violencia, en los últimos 4 años, se han incautado más de 175 toneladas de drogas, se han decomisado 15.400 armas convencionales y 1.133 armas modificadas. También se han desarticulado 6.120 bandas delictuales.

La administradora de la Aduana de San Antonio informó el decomiso de más de 12 mil artículos prohibidos por la Ley de Control de Armas, avaluados en más de $200 millones de pesos. Se trata de 57 cajas con tres mil pistolas eléctricas, 700 linternas de descarga o electrochock y 9.000 gas pimienta que llegaron al puerto proveniente de China.

Según informó la administradora de la Aduana, Silvia Mack, "esta incautación se suma a otra muy relevante ocurrida en julio, cuando logramos detectar un contenedor completo con 24 toneladas de fuegos artificiales".

La incautación de estos artículos permitieron evitar la circulación de elementos altamente sensibles, por el daño que pueden provocar a las personas la comercialización informal, así como también evitar que sean usados para cometer delitos.

 

 

La Policía de Investigaciones (PDI) incautó 1500 plantas de marihuana en etapa de crecimiento en el sector precordillerano de Copiapó. En una localidad cercana a Inca de Oro, de difícil acceso, se encontró el que sería el tercer hallazgo de este tipo en la Región de Atacama.

El jefe de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado de Copiapó, el comisario Patricio Méndez, señaló que esta diligencia es parte del plan estratégico y de combate contra el narcotráfico, ya que "la proyección de ganancia en dinero son alrededor de 790 millones de pesos" en este caso.

Rebeca Varas, vocera de la Fiscalía Regional de Atacama, explicó que "es importante destacar que este es el tercer hallazgo de este tipo que se concreta en la región, todos ellos en sectores alejados y en quebradas donde resulta complejo acceder y donde además los responsables habilitan sistemas de riego automático".

Carabineros se encontraba realizando un operativo en la comuna de Yumbel en medio de diligencias relativas a un robo de especies. Por ese motivo es que hicieron ingreso y registro de un inmueble en donde se encontraron con una gran sorpresa.

Dentro de la casa particular, había un total de 6 millones de pesos en marihuana, lo que fue contabilizado aproximadamente en 685 gramos de esta droga. Razón por la cual se inició el protocolo de rigor: el dueño de casa fue detenido y puesto a disposición de la justicia.

El hombre tuvo este miércoles su respectivo control de detención y además fue formalizado, quedando con la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno. Además, toda la droga que le fue decomisada fue remitida al Servicio de Salud en donde será destruida.

A través de las características encomiendas que familiares llevan a sus seres queridos que se encuentran privados de libertad, una mujer -hasta ahora no identificada- trató de hacer llegar drogas a un interno de la cárcel de Osorno. Pero la situación fue advertida por Gendarmería que revisó una bolsa reutilizable en donde estaban escondidas las drogas al interior de una costura.

En total se incautó un total de 98 pastillas psicotrópicas y 8,8 gramos de marihuana que pretendían internarse en el recinto penitenciario. Sin embargo, la mujer que llevó la encomienda se retiro a penas la entregó, por lo que no estaría identificada hasta ahora.

“El eficaz proceso de revisión de los funcionarios encargados de visita del centro de cumplimiento penitenciario de Osorno, que por lo demás estuvo ajustado a derecho y conforme a la normativa vigente permitió incautar la suma específicamente de 98 pastillas psicotrópicas y 8,8 gramos de marihuana que estaban ocultas dentro de una encomienda que iba dirigida a un condenado del penal”, aseguró el coronel Pedro Villarroel, director regional (s) de Gendarmería en la Región de Los Lagos.

Un completo operativo en la cárcel de Valdivia terminó con un importante decomiso de especies prohibidas que internos tenían en su poder. Gendarmería tomó la determinación de llevar a cabo este procedimiento luego de que internos del módulo 42 dieran muestras de resistencia durante la rutina del desencierro.

“Se procede a hacer un registro en forma inmediata, dispuesto por la jefe interna, la mayor Loreto Fuentes Quezada”, declaró Rodrigo García, director regional (s9 de Gendarmería en la Región de Los Ríos.

Las sospechas eran ciertas, fueron encontradas: 122 pastillas de distintos estupefacientes, 3 armas blancas hechizas, 7 teléfonos celulares, 11 cargadores, 14 cables USB, 15 manos libre y 10 litros de alcohol. Todo en el Complejo Penitenciario llancahue de la comuna de Valdivia.

Durante este procedimiento participaron oficiales y personal de Gendarmería, pero también el Equipo de Canes adiestrados.

Un proyecto de