Señal en vivo

0:00
/

La bancada de Renovación Nacional, presentó una propuesta al Ejecutivo solicitando la suspensión del impuesto específico a los combustibles y de esta forma, compensar los ingresos fiscales con los excedentes del cobre, por 6 meses o un año.

El jefe de los diputados, Andrés Longton, enfatizó en que “a diferencia de las propuestas presentadas por quienes hoy forman parte del Ejecutivo, cuyo fin no era ir en rescate de las personas, sino que socavar al Gobierno de turno con medidas irresponsables e inconstitucionales, buscamos presentar  una fórmula, dentro del marco institucional que, teniendo a la vista los ingresos futuros del cobre, permita suprimir temporalmente el impuesto a los combustibles”.

Por su parte, la subjefa de la bancada, Sofía Cid, explicó que “no resulta fácil para el Estado -en cualquier gobierno-, contar con una fuente alternativa de recursos que obtiene por esta vía, pero claramente con estos excedentes de la minería del cobre, el Gobierno puede entregar un respiro al bolsillo de los chilenos. Hoy más del 70% de los hogares chilenos tiene un automóvil y eso debe ser considerado”.

En la misma línea, el diputado y miembro de la comisión de Hacienda, Miguel Mellado, aseguró que “tener un auto no es un lujo. Muchos de los vehículos hoy son una necesidad.  Con los precios del petróleo que hay en estos momentos -que es casi el doble de lo que se calculó en el presupuesto del año- creo que la única forma sería que el Estado no hiciera negocio con los chilenos”.

La medida sería justificada por RN, por el incierto contexto internacional que desencadena en el incremento del valor de la gasolina y el kerosene, afectando principalmente a la clase media, los emprendedores y las pymes.

Un proyecto de