Señal en vivo

0:00
/

Durante este jueves un funcionario de Carabineros quedó en prisión preventiva tras ser imputado como autor de tráfico de municiones y venderlas de manera ilegal.

En concreto se trata del carabinero Carlos Muñoz, de 34 años, quién además fue dado de baja de la institución.

Además, otras dos personas, los hermanos Alejandro y José Navarrete, también quedaron con la misma medida cautelar.

Se determinó que ambos trabajaban con el funcionario y fueron formalizados por comprar las municiones, delito contemplado en la Ley de Armas.

La vocera de la Fiscalía, Nelly Marabolí, señaló que el ahora exfuncionario también fue imputado por tenencia ilegal de armas.

Según la investigación, en su armamento mantenía un calibre distinto al autorizado.

Un hecho insólito quedó a la vista luego de una denuncia hecha por vecinos al 134 en el sector Las Ánimas de Valdivia. Los llamados daban cuenta de mucho ruido de maquinaria y aparente maltrato animal, razón por la cual personal de la PDI se dirigió al lugar.

Una vez en el sitio fue posible identificar claramente la existencia y el funcionamiento de un matadero clandestino. Razón por la cual se inició el protocolo de rigor y se tomaron detenidos en el instante a 3 personas que se encontraban en el recinto. Todos ellos hombres y sin antecedentes penales.

“Quienes se encontraban faenando a dos animales bovinos en el interior del recinto particular el cual presentaba deplorables condiciones de salubridad”, aseguró el subcomisario Diego Álvarez.

En total se incautaron dos cuchillos carniceros, un martillo de goma, una sierra eléctrica y 250 kilos de carne bovina. Cabe destacar que esto último ya fue dirigido al Servicio de Salud de la zona donde será destruida.

Un completo operativo de la Policía de Investigaciones logró detener a 27 personas por el delito de maltrato animal. Esto luego de sorprenderlas en peleas de gallos clandestinas en la ciudad de Antofagasta.

Los hechos fueron constatados por personal de la Brigada Investigadora de Delitos Contra el Medioambiente y Patrimonio cultural de la PDI. Primero fueron aprehendidas 24 personas y, posteriormente, a otras 3 sindicadas como los administradores del establecimiento.

"Estas personas utilizaban las aves para un fin de peleas de gallos, ya que en el patio principal del domicilio había un arena", aseguró el comisario Tomás Silva de la PDI. Que además cuantificó en 185 los gallos encontrados en el recinto.

Cabe destacar que los animales presentaban lesiones de diversa consideración en ojos, muslos y patas, esto producto de la verdadera tortura a la que eran sometidos.

Un proyecto de