Señal en vivo

0:00
/

Emirates, la aerolínea internacional más grande del mundo y con operaciones en Chile, inició una campaña para apoyar su aceleración post pandemia. Para esto, la compañía busca contratar a 3.000 tripulantes de cabina y 500 empleados de servicios aeroportuarios, quienes se reunirán en su centro de operaciones en Dubái, durante los próximos seis meses.

Los puestos disponibles son dedicados a la atención al cliente, tienen base en Dubái y son una excelente oportunidad para quienes tengan un perfil amable, energético y con intereses orientados al servicio de las personas.

La aerolínea ha reestablecido gradualmente sus operaciones con la flexibilización acorde a las restricciones de viaje en todo el mundo. De igual forma, durante los últimos meses, ha estado reintegrando a los pilotos, tripulación de cabina y otros empleados operativos que, por motivos de la pandemia, tuvieron que poner en pausa su labor.

Actualmente Emirates vuela a más de 120 ciudades, lo que representa el 90% de su red pre-pandemia y planea restaurar el 70% de su capacidad para fin de año, esto incluye poner en vuelo nuevamente a su icónico avión A380.

Si está interesado puede obtener más información sobre los requisitos laborales y enviar su solicitud en www.emiratesgroupcareers.com

Polémica generó la viralización de una oferta laboral que ostentaba en letras grandes y llamativas un sueldo total de $570.000 para auxiliares de aseo. Claro que más abajo el aviso subdividía la remuneración: $370.000 lo que pagaría la empresa y $200.000 aproximadamente por parte de un bono de Gobierno.

Se trata de un aviso engañoso por el cual desde el Ministerio del Trabajo llamaron a realizar ofertas de forma responsable y transparente. De hecho el ministro de Economía, Lucas Palacios, condenó el actuar de esta empresa:

El aviso hacía alusión al IFE Laboral, ayuda estatal que contempla para las mujeres el pago de un 60% de la remuneración, con un tope mensual de 250 mil pesos; mientras que en el caso de los hombres el subsidio alcanza al 50% con un tope de 200 mil pesos. Se trata de un bono que se paga directo al bolsillo de los trabajadores y con el que se espera incentivar la creación de 500 mil empleos formales.

Un proyecto de