Ahora es el turno de Yasna Provoste, el financiamiento de su candidatura presidencial estaría en la mira y ya se encontraron 2 nombres controversiales ¿quiénes son?

Sigue la polémica por los aportes en dinero a las actuales campañas de los candidatos a la presidencia. Primero fue Sebastián Sichel y ahora es el turno de Yasna Provoste.

Según datos entregados por el Mostrador, la información oficial del Servicio Electoral (Servel), indica que los aportes a la campaña presidencial de Yasna Provoste ascienden a los 18 millones de pesos, ubicándose en la cuarta posición de los presidenciables que han recibido más aportes en su camino a La Moneda.

Entre las personas que están en la lista de benefactores, destacan Francisco Perez Yoma y Bárbara Molina. El primero, empresario inmobiliario excontrolador de la empresa Copeva, sociedad que saltó a la palestra tras construir viviendas de mala calidad en Puente Alto. La segunda, causó polémica tras emitir boletas ideológicamente falsas a Jaime Orpis, en el caso Corpesca.

Yoma aportó a la campaña 2 millones de pesos, mientras que la abogada donó 500 mil pesos, misma cantidad que puso su madre.